Hoy estamos rodeados de maestros y guías en redes sociales, nuevos Institutos y Escuelas de Negocios alimentados por la falta de fe en la educación tradicional.

Expertos en redes que hoy hablan de carreras como las de «Influencer» o Creador de Contenido son el pan de cada día.

Hoy en una sociedad, claramente digital, se crean ideales que van más allá de los sueños. Los modelos a seguir son jóvenes que han desarrollado una carrera en la creación de contenido y hoy simplemente se dedican a crear o lanzar sus marcas.

Para mí es realmente interesante los intereses actuales y el giro que la educación ha tomado. No obstante, me preocupa la formación que tendrán los jóvenes que se quieren formar en Escuelas o Institutos, que predican ser negocios digitales íntegros, muy lejos de serlo.

La definición de hipócrita es muy clara «finge una cualidad, sentimiento, virtud u opinión que NO tiene» y en realidad algunos de los institutos más populares gozan de fama y reconocimiento a través de grandes y promocionadas estrategias de contenido, pero ¿Qué hay detrás de esto?

No olvidemos que la mayoría de empresas tienen ánimo de lucro y esto NO está mal, lo que está mal es dejar tu ética profesional para ser más rentable.

Las cinco cosas que nadie te dice:

  1. La experiencia hizo al maestro. No importa cuantas veces lo estudies, sin la oportunidad de crear experiencia, NO aprendes.
  2. La creatividad se estimula NO se impone.
  3. Aprender está en ti. El conocimiento y la puesta en marcha depende de ti.
  4. Confía en tu maestro. Cree en quien te enseña, no compres un curso por fama, investiga quién está detrás de un gran nombre.
  5. Siempre lleva en alto tus creencias, no dejes que otros te digan en qué creer.

Siempre que escribo lo hago con conocimiento de causa, es por esta razón que te pido que reflexiones, investiga y consulta opiniones antes de comprar un curso o creer en los «Expertos»